Noticias de prensa

  • Madrid despunta como una de las mejores plazas para los arbitrajes
    el día 16/09/2021 a las 6:51 am

    El aumento de número de casos dirimidos en España confirma el creciente interés de nuestro país como sede arbitral, que ofrece un sistema alternativo eficaz y fiable para las empresas que operan a nivel global. "No estamos ante un cambio de tendencia, ya es una realidad". Así de tajante se muestra Carlos de los Santos, socio responsable de litigación y arbitraje de Garrigues, ante la salud del arbitraje, que "se ha consolidado en España como una alternativa real y eficaz de solución de conflictos, en particular, para aquellas empresas que operan a nivel internacional". Lo confirma la reciente Guide to Arbitration Places (GAP), guía publicada por Delos Dispute Resolution (Delos) con información de 57 países, pero también otros datos que avalan el creciente interés. Por ejemplo, la Corte de Arbitraje de Madrid incrementó en 2020 sus casos de 106 a 133, teniendo en cuenta las especiales circunstancias relacionadas con la pandemia. Además, la capital, que cuenta con el Centro Internacional de Arbitraje de Madrid (CIAM), ya se sitúa en el top ten de las sedes preferidas por firmas de Latinoamérica, según la Universidad Queen Mary de Londres. Elegir una ciudad frente a otra en un conflicto entre empresas no es una decisión menor. "La sede legal del arbitraje puede impactar en los recursos disponibles por las partes, la duración, los costos de arbitrar y cómo maneja el tribunal el procedimiento", alertan Hafez Virjee, cofundador y presidente de Delos, y Alejandra Lapunzina, editora adjunta del GAP de Delos. No en vano, "cuanto más eficiente sea la resolución de disputas, menor será el impacto potencial en el costo de hacer negocios", añaden los expertos, que explican que estos gastos son tanto financieros como de tiempo.

  • Bruselas anuncia una ley europea de chips para no depender de Asia y EE UU en semiconductores
    el día 16/09/2021 a las 6:51 am

    La Comisión Europea ha anunciado hoy planes para crear un nuevo "ecosistema" de fabricación de chips para mantener a la Unión Europea competitiva y autosuficiente, tras la crisis que está provocando la escasez global de semiconductores, que han mostrado los riesgos de depender de proveedores asiáticos y estadounidenses. La autoridad comunitaria avanzó que el objetivo es que para 2030 los Veintisiete produzcan el 20% de los semiconductores a nivel global. Actualmente, produce el 10%. "Lo digital es una cuestión decisiva", dijo Úrsula Von der Leyen. La presidenta del Ejecutivo Comunitario avanzó en un discurso político en el Parlamento Europeo que presentarán una nueva Ley Europea de Chips. "Se trata de crear conjuntamente un ecosistema europeo de chips de última generación, que incluya su fabricación, garantice nuestra seguridad de suministro y desarrolle nuevos mercados para una tecnología europea pionera", aseguró Van de Ley en. El comisario de Industria, Thierry Breton, aseguró que los chips son componentes clave para los fabricantes de coches, de teléfonos inteligentes y otros muchos dispositivos necesarios en la era digital. "La carrera por los chips más avanzados es una carrera sobre tecnología y liderazgo industrial", indicó en una entrada de blog, según informa Reuters. Breton añadió que una ley europea de chips abarcaría la investigación, la producción y la cooperación internacional y que el bloque debe crear un fondo europeo específico de semiconductores. EE UU también anunció el año pasado su ley de chips destinada a impulsar su capacidad para competir con la tecnología china. Y los Gobiernos de Corea del Sur y China han aprobado igualmente programas para financiar iniciativas locales de investigación, diseño y fabricación de chips. Los planes anunciados por la presidenta de la Comisión llegan pocos días después de que Intel desvelara sus planes para construir al menos dos nuevas fábricas de chips en Europa con inversiones que podrían rondar los 80.000 millones de euros durante la próxima década, según anunció su consejero delegado, Pat Gel Singer, en el Salón del Automóvil de Múnich. Las instalaciones de Intel en Europa contribuirán a que las cadenas de suministro sean más resistentes y al objetivo de la UE de duplicar su participación en la fabricación mundial de chips en el plazo señalado. Pese al anuncio de Von der Leyen, la capacidad de fabricar chips en Europa topa con algunos obstáculos, como advierte Reuters. Entre otros, el acceso a minerales de tierras raras fuera del bloque y la falta de interés por parte de las empresas para realizar enormes inversiones a menos que puedan operar las platas a plena capacidad para lograr su rentabilidad. Montar nuevas fábricas de chips implica tiempo y mucho capital, sobre todo para los chips de última generación. Se habla de entre 10.000 y 20.000 millones de dólares y de dos a tres años desde que arranca su construcción hasta que está operativa. Además, y pese a que la participación de los gobiernos podría ayudar a nivelar el campo de juego y aliviar parte del problema, especialmente el precio de ciertos chips, ya que solo un puñado de empresas dominan la cadena de suministro, según Moody's, Boston Consulting Group también ha advertido de otro reto: el coste de operar una fábrica de chips en Europa es muy superior a hacerlo en Asia o en EE UU, y eso podría derivar en última instancia en una subida de precios aún mayor para los clientes, tal y como informó este periódico el pasado agosto. La escasez de semiconductores ha planteado uno de los mayores riesgos al repunte de la UE a los efectos de la pandemia. La Comisión dio a conocer el año pasado planes para invertir una quinta parte de sus fondos de recuperación en proyectos digitales. En este sentido, y para impulsar la transición digital, el Ejecutivo comunitario también quiere que, a lo largo de esta década, el 75% de las empresas trabajen con inteligencia artificial y con macrodatos o que en 2030 haya 20 millones de europeos especializados en tecnologías de la información. "Hoy proponemos un plan concreto para lograr la transformación digital, por un futuro en el que la innovación está al servicio de las empresas y nuestras sociedades", insistió a través de un comunicado la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable del área digital, Margrethe Vestager.

  • El 40% de las empresas de la eurozona sufren por la falta de materiales
    el día 16/09/2021 a las 6:50 am

    El porcentaje de empresas afectadas por la escasez de material toca máximos históricos en julio de 2021. En Alemania llega al 71%, mientras que en España es el 22%. Si decide pasarse por un concesionario de coches quizás se sorprenda al comprobar que, como mínimo, pueden tardar medio año en entregarle el vehículo que solicite, y eso si llegan a aventurarse con un plazo estimado. No es que las empresas no tengan capacidad de producción, es que los materiales necesarios para fabricar estos productos no están llegando a las plantas. Desde abril de 2021, las compañías europeas (y del resto del mundo) se encuentran ante su peor pesadilla: ahora que por fin la demanda sale en torrente después de meses de parón y restricciones, no dan abasto para satisfacerla. "Las economías de la zona euro se enfrentan a una situación de escasez de componentes básicos, lo que está generando cuellos de botella en su producción, que impiden que la oferta atienda la demanda de pedidos en los plazos requeridos", señala el Banco de España en un documento publicado ayer. Es más, el porcentaje de empresas de la zona euro afectadas por la escasez de material ha tocado máximos históricos en 2021. Según el organismo, que a su vez cita datos de la Comisión Europea, en julio un 40% de las empresas sufrían por la falta de material, cuando a finales de 2020 este problema apenas afectaba a un 7% de las compañías. Alemania es la economía más castigada, con un 71% de sus empresas manufactureras afectadas, debido a que buena parte de su tejido productivo depende del automóvil, el sector más golpeado por el desabastecimiento. La crisis de los microchips, uno de los componentes que más escasea, si no el que más, ha provocado que, por ejemplo, dejen de producirse en el mundo 7,2 millones de automóviles, según Ametic, la patronal española de la electrónica, telecomunicaciones y tecnologías de la información. En España, este problema lo sufren el 22% de las compañías, frente a algo menos en Italia (13%), gracias en ambos casos a una industria especializada en otros sectores menos castigados, como la alimentación. El desabastecimiento que sufren las empresas es resultado de una tormenta perfecta. Por un lado, por la rápida recuperación de la demanda tras la relajación de las restricciones de la pandemia. El consumo se disparó, y bienes poco demandados durante el confinamiento, como los coches, volvieron a experimentar tensiones. "Arrancamos el año con perspectivas espectaculares de recuperación. La demanda salía con fuerza del confinamiento", explica Ezequiel Navarro, consejero delegado del Grupo Premio, una compañía española especializada en el suministro de componentes de automóvil. Uno de cada dos coches en el mundo lleva componentes del grupo.

  • Las eléctricas temen que el Gobierno prorrogue el recorte a la retribución más allá de marzo
    el día 16/09/2021 a las 6:50 am

    Fuentes del sector explican que parte de su preocupación proviene de que se prorrogue en 2022 el nuevo mecanismo que recorta la retribución que obtienen por el encarecimiento del gas, si no se reconduce la situación actual de elevados precios en el mercado mayorista. A pesar de que el mercado de futuros prevé que el precio del gas se estabilice durante el inicio de 2022, dudan de que se sitúe por debajo del suelo que ha fijado Transición Ecológica, o al menos en niveles similares. En concreto, el real decreto limita el efecto de esta medida, ya que solo tiene en cuenta los beneficios que obtengan las empresas por encima de 20 euros el megavatio hora [precio medio del gas en los últimos años]. Se trata de un suelo que intenta garantizar que se cubran los costes mínimos. En este sentido, el sector considera que es muy bajo este 'suelo' de 20 euros/MWh para el gas, a partir del cual se aplicarán los recortes. La patronal eléctrica Emelec ya avisó este martes, poco después de conocer el decreto del Gobierno, que "se les va a imponer una reducción de ingresos de unos 65 €/MWh, que se suman a la minoración de los ingresos derivados de la subida de precios del CO2 (ahora en fase de proyecto de ley, tramitándose en el Congreso de los Diputados) del entorno de otros 10 €/MWh". Todo ello, a su juicio, "tiene un enorme impacto en la estabilidad de un sector que, ni es responsable de esta situación ni se está beneficiando de ella, algo que puede comprobarse observando el valor en bolsa de las empresas a pesar del encarecimiento de los precios a lo largo de 2021". Las grandes eléctricas han perdido más de 7.000 millones de euros en capitalización bursátil en los dos últimos días, tras conocerse el plan de choque del Gobierno para evitar la subida de la factura de la luz, que incluye un nuevo recorte de beneficios para las eléctricas. Por su parte, el Gobierno estima que para marzo del próximo ejercicio concluya el actual rally en el precio del gas. En esta línea, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, salió ayer al paso de las quejas de las eléctricas a través de la patronal Emelec y resaltó que no peligra su rentabilidad. Remarcó en TVE que las nuevas medidas tienen “un carácter temporal, asociado al tiempo que los analistas calculan que durará esta situación extraordinaria”. Según Ribera, las referencias suelo en costes de CO2 y gas natural están equiparadas a las cifras que las propias compañías manejaban en marzo de 2019 y esos umbrales se han respetado. También aseguró que en la factura de septiembre ya se verá reflejada una disminución en la partida de costes fijos, en concreto en los cargos –destinados a financiar parte de los costes del sistema–, así como en los impuestos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió también ayer el plan de choque y resaltó que el Ejecutivo siempre antepondrá el interés de la ciudadanía a cualquier interés personal y “ante cualquier presión particular”. Por otro lado, la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Renovables), advirtió ayer también de que el real decreto ley podría provocar la paralización de aquellas instalaciones con coberturas de precios y contratos privados de compraventa de energía. “Al entrar en vigor el Real Decreto Ley 17/2021, cientos de plantas en España se verán abocadas a vender con importantes pérdidas, a denunciar los contratos e, incluso, a paralizar su producción durante el periodo de vigencia de la norma”, denunció.

  • La Seguridad Social abonó 200 millones de euros en ayudas por la pandemia a más de 226.000 autónomos en el mes de agosto
    el día 16/09/2021 a las 6:49 am

    Así lo ha informado el propio organismo, que ha recordado los tipos de ayudas que se han concedido en función de la necesidad del personal. Las asociaciones de autónomos y el Ministerio llegaron a varios acuerdos para facilitar ayudas a los sectores más afectados por la pandemia. Cuando mayor incidencia tuvo el coronavirus, las ayudas protegieron a 1,46 millones de trabajadores autónomos. Desde ese momento, las prestaciones han sumado 7.372 millones de euros a los que se añaden unos 3.000 millones de euros en exoneraciones de las cuotas aplicadas a los autónomos. Según los datos aportados, la prestación para autónomos compatible con su actividad ha llegado en agosto solo a 83.500 beneficiarios. Sin embargo, más de 141.000 trabajadores percibirán la ayuda que se diseñó en un primer momento para proteger a los autónomos que no cumplían con los requisitos de acceso a la prestación compatible con la actividad. Cabe destacar que el número de autónomos que perciben la prestación debido a la suspensión temporal de su actividad se ha reducido en los últimos meses y sigue disminuyendo. Los datos de la Seguridad Social indican que unos 460 profesionales autónomos recibirán esta prestación. A esos hay que añadirles los 146 autónomos que ya la percibían a final de mayo. Específicamente, los autónomos de temporada que reciben esta prestación suman los 825. Las ayudas para el colectivo se ampliaron hasta el 30 de septiembre debido al acuerdo alcanzado con las asociaciones de autónomos. En concreto, la cuantía de esta prestación es del 70% de la base mínima de cotización, independientemente, el autónomo queda exonerado del pago de las cuotas a la Seguridad Social, pese a que ese periodo cuenta como cotizado y es compatible con los ingresos del trabajo por cuenta ajena hasta 1,25 veces el Salario Mínimo Interprofesional. También se mantiene la prestación compatible con la actividad para aquellos profesionales que han visto disminuir en un 50% durante el segundo y tercer trimestre de 2021 su facturación o no hayan obtenido en dicho periodo unos rendimientos netos superiores a 7.980 euros.