Noticias de prensa

  • El Gobierno levantará la cuarentena para los turistas extranjeros el 1 de julio
    el día 26/05/2020 a las 6:21 am

    El Gobierno levantará la cuarentena para turistas extranjeros a partir del próximo 1 de julio, según ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación. La decisión se ha tomado en una reunión Interministerial celebrada este lunes por videoconferencia en la que han participado las vicepresidentas Teresa Ribera y Nadia Calviño y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. También ha asistido, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Esa reunión se había convocado para analizar cuestiones como el levantamiento de la cuarentena para visitantes extranjeros y posibles medidas que permitan al sector turístico organizar la temporada veraniega y garantizar las vacaciones de millones de personas en España. En un mensaje en redes sociales, González Laya ha confirmado el levantamiento de la cuarentena para turistas extranjeros a partir del 1 de julio, momento en el que se comenzará a reactivar "gradualmente" el turismo internacional con las necesarias condiciones de seguridad sanitaria. "Lo más difícil ha quedado atrás", ha afirmado la ministra, que ha repetido el mismo mensaje en inglés con un "estamos deseando darte la bienvenida", dirigido al turismo extranjero.

  • La UE alcanza un acuerdo sobre la red de seguridad de 200.000 millones para las empresas
    el día 26/05/2020 a las 6:20 am

    Los socios de la Unión Europea han alcanzado este lunes un principio de acuerdo con el que echar a rodar los 200.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), una de las tres patas la triple red de seguridad acordada por los 27, que moviliza en total unos 540.000 millones de euros. A los 200.000 millones del BEI se le unen otros 240.000 millones del MEDE (el fondo de rescate europeo) y otros 100.000 millones de SURE, el mecanismo para costear los ERTE y herramientas similares en Europa. Respecto al BEI, la semana pasada los socios no consiguieron ponerse de acuerdo, ya que querían asegurarse de que el grueso de estos 200.000 millones va a parar a pequeñas y medianas empresas. Los gobiernos de la Unión Europea han alcanzado este lunes un principio de acuerdo para poner en marcha el esquema europeo de avales para empresas relacionado con la crisis de la Covid-19, con el que esperan movilizar hasta 200.000 millones de euros, en su mayoría para pequeñas y medianas empresas. El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, ha anunciado en la red social Twitter el acuerdo que ha sido alcanzado por los 'segundos' de los ministros de Finanzas de la UE y ahora debe ser validado por la junta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el organismo que canalizará las ayudas. Este instrumento pretende movilizar hasta 200.000 millones de euros para empresas -especialmente pequeñas y medianas empresas a través de 25.0000 millones en garantías europeas concedidas por el BEI. Finalmente, la iniciativa ha sido desbloqueada después de que los ministros constataran en su reunión de la semana pasada que quedaban "cuestiones por resolver", relacionadas con las "pérdidas potenciales" del instrumento y la forma de asegurar que las pequeñas y medianas empresas serán las mayores beneficiadas. Se trata de una de las tres redes de seguridad aprobadas por el Eurogrupo (junto con el fondo contra el desempleo y la línea especial de préstamos del fondo de rescates) y su diseño parecía el más sencillo, porque está basado en el funcionamiento tradicional del BEI. En conjunto, estas tres herramientas representan un total de 540.000 millones de euros con los que la UE quiere responder con carácter inmediato al impacto de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, estos esfuerzos deben completarse con un fondo de reconstrucción para el medio plazo vinculado al presupuesto de la UE para los próximos siete años.

  • El Ibex 35 se dispara a máximos de tres semanas de la mano de las cotizadas turísticas
    el día 26/05/2020 a las 6:19 am

    Los mercados europeos comenzaron la semana sin dos de sus grandes referencias. Con Wall Street y la Bolsa británica cerrados por festivo, los inversores centraron la atención en la economía local y en el proceso de desescalada, un camino que va a diferentes velocidades en la eurozona. Esto no fue un obstáculo para que los inversores apostaran por las ganancias, llevando a los principales índices a registrar un buen comportamiento. El Ibex 35 no fue ajeno a la tendencia y con la ayuda esta vez de los valores turísticos, uno de los sectores más castigados desde el estallido de la crisis sanitaria, el selectivo español firmó su cuarta sesión consecutiva al alza y se anotó un 2,38%, el mayor ascenso desde el 6 de abril. Esta subida permitió al Ibex conservar los 6.800 puntos al cierre, algo que no sucedía desde el 28 de abril. Aunque a lo largo del mes de mayo la Bolsa española había superado esta barrera en niveles intradía, no lograba mantener la cota al cierre. Cuarta sesión consecutiva al alza para la Bolsa española que ha contado con el fuerte impulso de los valores turísticos ante los planes de apertura al turismo internacional que anunció el Gobierno este fin de semana. Meliá, con una subida de más del 26% y la aerolínea IAG, que ha ganado el 13%, han encabezado la fuerte subida del Ibex. Al cierre de la sesión, el Ibex ha subido un 2,38% en su mayor subida desde finales de abril que ha dejado al selectivo español en su nivel más alto en tres semanas en los 6.856,80 puntos. Desde el pasado 29 de abril, el selectivo de la Bolsa española no logra acabar una sesión por encima de los 7.000 puntos. El resto de Bolsas europeas también han vivido fuertes subidas en una jornada en la que no han contado con las referencias ni de Wall Street, ni de Londres, ambas cerradas por festivo. El DAX alemán ha liderado junto a la Bolsa española la fuerte subida con un avance del 2,65%, hasta los 11.367 puntos, mientras que el CAC francés ha ganado el 1,88%, hasta los 4.528 puntos. El MIB italiano, por su parte, se ha anotado el 1,47%, hasta los 17.571 puntos. El sector turístico ha recuperado parte de la confianza del mercado, animado por la decisión del Gobierno español de volver a abrir al país al turismo internacional a partir del 1 de julio, cuando acabará la cuarentena impuesta a los viajeros extranjeros. La medida, que busca reactivar a uno de los sectores económicos más perjudicados por la pandemia, brinda al menos a las empresas la oportunidad de salvar mínimamente la temporada veraniega. La cadena hotelera Meliá ha brillado en el Ibex con una subida fulgurante del 26,58%, hasta los 4,40 euros por acción, mientras que la aerolínea IAG también ha despegado el 13,41%, ante la expectativa de que poco a poco se reactiven los vuelos. Otros valores turísticos del selectivo español, como Aena (+4,91%) y Amadeus (+4,73%) también se han sumado al rally alcista mientras que las empresas cotizadas en el Mercado Continuo como NH (+27,04%) e eDreams (+20,85%) se han anotado fuertes revalorizaciones. Las constructoras han escoltado a los valores turísticos en la parte alta de la tabla de valores, con ACS registrando una subida del 6,61% y Ferrovial del 5,84%. Los grandes valores como Telefónica (+3,05%), BBVA (+2,36%), Santander (+2,15%), Inditex (+1,73%) e Iberdrola (+1,17%) también se han anotado subidas generalizadas dentro de un Ibex que ha acabado con tres valores en rojo: Bankia (-0,18%), Bankinter (-0,08%) y Cellnex (-0,04%).

  • La CNMV aboga por la prohibición total de los incentivos en la venta de productos a particulares
    el día 26/05/2020 a las 6:19 am

    El supervisor que preside Sebastián Albella es muy tajante con uno de los temas más polémicos: la comercialización de productos y el cobro de incentivos por parte de las entidades. Así, apoya una prohibición total de incentivos por la distribución de instrumentos financieros dirigidos a clientes particulares. "El supervisor considera que, para que esta prohibición sea efectiva, debe extenderse también a los productos de inversión basados en seguros (...) para evitar arbitrajes regulatorios entre productos financieros similares", señala la boutique de asesoramiento regulatorio finReg. Y, por supuesto, tendría que aplicarse en todos los países. Si finalmente se permite seguir con el cobro de incentivos, la CNMV no está a favor de requisitos adicionales a las entidades, que solo supondrían una mayor carga administrativa y operacional sin ningún beneficio significativo para los clientes. Al contrario, aboga por reforzar y hacer más efectivos los actuales requisitos para el cobro de incentivos, como se ha hecho ya en España. Por ejemplo, la CNMV impide sacar partido de la integración vertical: cuando el distribuidor es del mismo grupo que la gestora de los fondos. En este caso, no importa que cobren o no comisión de distribución. Si la comisión de gestión no baja, se mantiene todo el beneficio, que además queda en casa al 100%. El supervisor español propone fijar una lista tasada de supuestos para justificar un aumento en la calidad del servicio. Ahora, el vendedor tiene que cumplir alguno de los dos siguientes puntos bajo el servicio de asesoramiento no independiente, pues en el independiente, no se podrán cobrar incentivos en ningún caso: que también ofrezca productos de terceros y no solo propios, que se comparen sus características y que la entidad realice un seguimiento de la idoneidad del producto para el cliente. La CNMV no considera necesaria una nueva categoría de clientes "semiprofesionales", como proponía la Comisión. Esta nueva categoría complicaría el sistema actual de clasificación de clientes que ya permite tratar a determinados minoristas más experimentados como clientes profesionales, según resume finReg. Sin embargo, está a favor de flexibilizar los requisitos de información sobre costes y gastos a todo tipo de clientes profesionales. Respecto a la obligación de separar de los costes de ejecución y de análisis, la CNMV solicita a la Comisión reconsiderar todo régimen de Mifid 2. Explica que los requisitos de la normativa sobre este punto, si bien han supuesto una reducción de los costes aplicables, han limitado la cantidad y calidad del análisis financiero disponible y han dejado sin cobertura a muchas empresas de pequeña y mediana capitalización bursátil.

  • El Banco de España sostiene que el nivel de precariedad laboral se mantiene y los salarios caen
    el día 26/05/2020 a las 6:18 am

    Las nuevas generaciones de jóvenes no enfrentan un mercado de trabajo más precario que las anteriores, pero sí sufren mayor rotación en el puesto de trabajo. Esas son dos de las principales conclusiones del informe Tendencias laborales intergeneracionales en España en las últimas décadas publicado este lunes por el Banco de España. El informe sostiene que durante las últimas décadas “las nuevas generaciones no se enfrentan a un mercado de trabajo más precario que las anteriores, ya que la tasa de temporalidad que sufren al iniciar sus carreras, como la edad a la que obtienen su primer contrato ha ido cayendo progresivamente”. No obstante, “dentro de los contratos temporales sí parece apreciarse una reducción de la duración media esperada”. En el año 2005, la duración de los contratos temporales para trabajadores de menor cualificación era de entre 4 y 5 meses, dependiendo de la edad. Esa duración fue reduciéndose con el paso de los años, hasta llegar al entorno de los tres meses en el 2017”. Esa situación se repite en el caso de los trabajadores con niveles altos de estudio, es decir, se reduce la duración de los contratos temporales, salvo en los trabajadores de más edad, para los que oscila entre 5 y 6 meses desde el año 2005. El informe de organismo que dirige Pablo Hernández de Cos también analiza los salarios. Constata que los salarios reales medios percibidos a cada edad por los trabajadores más cualificados han caído a lo largo de las distintas generaciones, mientras que apenas han variado en el caso de los trabajadores de menor cualificación. Cuando se combinan dichos datos con la cantidad de tiempo trabajado, el resultado es una caída generalizada de las rentas anuales medias en el periodo más reciente, desde la crisis financiera de 2008. Así, el salario medio mensual de los trabajadores con estudios bajos nacidos en 1967 superaba ligeramente los 1.000 euros al cumplir los 20 años, incrementándose de manera progresiva, en consonancia con la acumulación de experiencia laboral, hasta superar los 2.000 euros mensuales a la edad de 40 años. En el caso de trabajadores con estudios altos, un universitario nacido en 1967 recibía un salario medio de algo más de 2.500 euros al mes a los 30 años, cifra que aumenta con la edad, hasta acercarse a los 4.000 euros a los 40 años.